+356 21433264
info@wavecreations.com.mt
BLOG
Actualidad HSAsesorias
 
     

Análisis de la Samsung Galaxy Note Pro

may 22 2014

A continuación presentaremos el análisis realizado por los expertos de Xataka de la última y más completa tablet lanzada por el fabricante Samsung: la Galaxy Note Pro.

Samsung consiguió colocar sus Note como smartphones o phablets muy reconocidos como equipos productivos y que van más allá del ocio. De hecho, son seguramente sus equipos más alabados y la referencia en ese segmento. Algunas aplicaciones exclusivas y el uso del S-Pen ayudaron sin duda a conseguirlo.

El Samsung Galaxy Note Pro que hemos estado probando unas semanas en Xataka persigue la misma estrategia pero en formato tablet. En este caso nos vamos a una diagonal extraña para un tablet. ¿Nos ha convencido el Note Pro con sus atrevidas 12 pulgadas como equipo de trabajo con futuro?

Review en vídeo del Galaxy Note Pro

Nada mejor que iniciar nuestro análisis del Galaxy Note Pro con un paseo en vídeo donde conocerlo bien de cerca y con todo lujo de detalles:

Samsung Galaxy Note Pro, principales especificaciones

No solo es su pantalla. El Samsung Galaxy Note Pro pone todo de su parte para resultar sobre la hoja de especificaciones un tablet con buenas características. A continuación las principales:

Dimensiones físicas 295,5 x 204 x 7,95 mm, 753 gramos
Pantalla TFT LCD de 12,2 pulgadas
Resolución 2560 x 1600 píxeles (247 ppp)
Procesador Quad-core a 2.3 GHz
RAM 3 GB
Memoria 32 GB, con microSD
Versión software Android 4.4.2
Conectividad LTE
Cámaras 8 megapíxeles, Flash LED (frontal de 2 MP)
Batería 9.500 mAh
Precio 749 euros (WiFi) / 849 euros (LTE)

Galaxy Note Pro 12: tamaño "en tierra de nadie"

Si te menciono la cifra de 12.2 pulgadas y le asocio la denominación de tablet, seguramente pienses que estoy loco. No he sido yo, ha sido Samsung con su Note Pro de más diagonal. Incluso encontramos ultrabooks en el mercado que optan por menos diagonal que este tablet.

¿Se notan entonces esas dos pulgadas de más respecto al clásico modelo de 10.1 pulgadas en Android? Pues bastante. Si tenemos en cuenta el modelo Note de 10.1 pulgadas, estamos hablando de un aumento de peso de nada más y nada menos que 200 gramos, además de crecer 4 cm de ancho (en modo apaisado) y 3 cm de alto. La única dimensión física que se mantiene en un nivel aceptable es el grosor, que se queda igual, por debajo de 8 mm.

Y todo esto sin cambios a nivel de diseño. Nos encontramos exactamente lo mismo que con el reciente Galaxy Note 10.1 2014 Edition, es decir, parte trasera que simula la piel, marco que simula acabado en metal pero que en realidad sigue siendo plástico, y un S-Pen con su propio compartimento. Y como comentamos en el análisis del Note 10.1, este acabado nos convence y gusta, y creo que transmite muy bien la idea de acabado "profesional".

Este Note Pro 12 está decididamente pensado para ser usado en modo apaisado. Ni intentes cogerlo o manejarlo en vertical o con una sola mano. De hecho, la manera natural y cómoda de trabajar con él es realmente teniéndolo apoyado en las rodillas o una mesa, lo que ya nos adelanta una de sus dificultades a la hora de ser elegido para la compra: ¿por qué renunciar a un ultrabook o un equipo híbrido tan de moda?

El tamaño bastante contundente y un peso que está por encima de otros tablets de gama alta (aunque con menos diagonal eso sí) como el iPad Air o el Xperia Z2 Tablet (ambos se mueven en unos 300 gramos menos) penaliza usos clásicos del tablet como la lectura. El esfuerzo por optimizar tamaño de pantalla respecto a dimensiones físicas y reducir al máximo su peso para ser cómodos no se ve reflejado en un modelo como este Note Pro.

Cuando hablamos de jugar o reproducir contenido, la gran pantalla es una delicia siempre que optemos por mantener el equipo apoyado como hemos indicado antes o agarrado bien con las dos manos. En ese caso es cierto que el Note Pro no aparenta ser muy pesado, quedando esos 700 gramos bien repartidos.

De hecho, si lo comparamos con un Surface Pro vemos que este Note Pro es unos 200 gramos más ligero, y si nos vamos a un convertible como el Vaio Duo 13, el Note Pro queda casi en la mitad de peso.

A nivel de conexiones, encontramos el puerto USB 3.0 en la parte inferior (se puede usar también un conector microUSB si queremos), una ranura para tarjetas microSD, así como botón de Inicio, de volumen y una entrada de audio de 3.5 mm. También se incluye un puerto de infrarrojos para usar este mastodonte como mando a distancia, algo que, si vas a dar un perfil profesional al equipo, creo que sobra claramente.

Pantalla del Galaxy Note Pro: más pulgadas que no nos valen en exteriores

Como hemos visto, Samsung estira la diagonal de este Note Pro hasta las 12.2 pulgadas. La resolución por la que apuesta es de 2560 x 1600 píxeles, una buena cifra que nos da como resultado 247 ppp. Aunque el Note 10.1 roza los 300 ppp, la nitidez es comparable a la distancia habitual de trabajo, y no apreciaremos mucha diferencia.

Respecto al panel, los coreanos, también como en el Note 10.1 2014 Edition, han optado por colocar un panel clásico TFT LCD bajo la protección de cristal de su pantalla. A nivel de rendimiento ninguna pega, y obtenemos excelentes ángulos de visión, un brillo sobresaliente de más de 600 nits, reproducción de color fiel y contraste muy conseguido.

La pega vuelve a estar en la visibilidad en exteriores, que no pasa de un aceptable y gracias. Un uso que sería habitual de este equipo es poder trabajar en modo oficia en cualquier condición, generalmente en movilidad, por lo que deficiencias en la visibilidad con luz natural intensa es realmente un problema para sus potenciales compradores.

En cuanto al tamaño, el aumento de diagonal persigue ganar espacio en pantalla para poder tener hasta cuatro aplicaciones abiertas al mismo tiempo y poder gestionar más información de un vistazo, algo que consigue pero sin excesivas diferencias respecto al Note 10.1 Edición 2014.

Justo en rendimiento, excelente en autonomía

Con una base conformada por un procesador de cuatro núcleos a 2.3 Ghz y 3 GB de memoria RAM, la experiencia de usuario con el Note Pro ha sido satisfactoria ... pero sin grandes alardes. A nivel de benchmarks se ha mostrado más perezoso que el Note 10.1 2014. Por ejemplo, en Antutu, frente a los más de 35000 puntos obtenidos por el modelo de menor diagonal, el Note Pro ha sacado una media que no ha llegado a 32000 puntos. En Quadrant también se queda por debajo de otros modelos del mercado con menos de 19.000 puntos.

Todo esto no significa que el Note Pro no funcione de forma fluida, y de hecho existe la posibilidad de tener una multiventana de hasta cuatro aplicaciones, pero entonces ya notamos que la cantidad de píxeles a mover se le atraganta un poco.

Donde sí que ha acertado Samsung con este Note Pro es en la batería. Le ha colocado una impresionante batería de 9.500 mAh (buena parte del peso extra ha ido ahí a parar) que nos ha dejado una autonomía en nuestras pruebas no exactamente en las 12-13 que promete de navegación Samsung, pero sí rondando siempre las 10 horas. Excelente cifra que se ajusta a lo que vamos a demandar a un equipo de este perfil.

Una jornada intensiva de trabajo con ella nos puede dejar perfectamente suficiente batería para volver al día siguiente sin miedo a hacer dejado en casa el cargador.

Un aspecto importante a considerar con tal capacidad de batería es, en la medida de lo posible, recargar el equipo con un cable USB 3.0, con lo que el tiempo requerido no será eterno.

S-Pen, lo que marca diferencias ... para unos pocos

Habiendo aterrizado en el mercado muy recientemente, el Note Pro cuenta con la ventaja de incluir ya la versión 4.4.2. de Android bajo la interfaz TouchWiz. Si en el análisis del Galaxy S5 apuntamos a que Samsung se había conformado con aplicar pequeñas personalizaciones y la inclusión de servicios propios, con la gama Note no podía hacer lo mismo.

En el segmento del tablet Android todavía no es capaz de dar la talla como en el mundo smartphone, y ahí debemos valorar muy especialmente el esfuerzo de Samsung por dar valor a sus equipos. Es, especialmente en esta gama de productos de corte más profesional, donde los coreanos pueden marcar diferencias.

Lo hacen con su S-Pen, que en este Note Pro no tengo dudas que alcanza un nivel no visto hasta ahora en este segmento. Es preciso, ligero, bien diseñado y permite dibujar y crear contenido a mano alzada con mucha calidad y de forma completamente natural, pues no hay que tener miedo a apoyar la mano al usar el lápiz óptico. Si eres creativo, aquí este Note Pro sí que marca las distancias con sus posibles rivales.

Asociados al S Pen nos encontramos con el grueso de aplicaciones made in Samsung. Ahí están los ya conocidos Air Command con acceso directo a aplicaciones de búsqueda, dibujo o toma de notas sobre cualquier aplicación, de las que te hablamos con detalle en nuestro análisis del Note 3. Mención especial merecen Scrapbooker (organizar y destacar información) o la increíble SketchBook, optimizada en este Note Pro y que sí que saca todo el potencial de la combinación de S Pen y pantalla de 12.2 pulgadas.

La serie de aplicaciones que incorpora Samsung en este Note Pro es abultada y completamente centrada en el entorno empresarial/profesional. Tenemos por ejemplo un teclado completo que se aprovecha de todo el espacio de la pantalla para resultar cómodo. Lo es simplemente por tamaño, pero para escribir en serio realmente querrás un teclado externo.

A nivel de empresa disponemos de e-Meeting para actividades compartidas, Cisco WebEX para reuniones de grupo virtuales o Remote PC, que promete acceder de forma remota a nuestro Mac o PC, aunque no es una funcionalidad que no podamos conseguir por medio de aplicaciones de terceros. No están mal pensadas y funcionan como prometen pero en general las vas a poder aprovechar solamente en caso de que el resto de equipo de trabajo usen también el tablet de Samsung.

Hemos dejado para el final la opción de multiventana. En un dispositivo para producir y con semejante diagonal, esta posibilidad de tener hasta cuatro aplicaciones abiertas (no podemos tener cualquiera) prometía, pero el rendimiento cuando lo hacemos baja bastante y al final, es mejor aprovechar solamente dos que las cuatro, que quedan como anécdota. Eso sí, no tenemos dudas de que la multiventana debe ser una opción a potenciar en el ecosistema tablet. ¿Podemos considerarlo opción para trabajar en movilidad?

Más allá de analizar los aspectos habituales en nuestras reviews de gadgets, el objetivo que tenía con este Galaxy Note Pro era valorar en qué medida podemos pasar a considerarlo como un candidato a esa categoría de gadget que nos quieren ayudar a trabajar en movilidad sin adoptar el formato de ultrabook o portátil clásico.

Las condiciones previas, para mi, deben ser portabilidad, autonomía, capacidades táctiles en la pantalla, conectividad LTE y una serie de aplicaciones/servicios que me permitan editar documentos con cierta solvencia.

Con el Note Pro nos hemos sentido al principio abrumados por su tamaño de pantalla al que poco a poco hemos ido acostumbrándonos. Como hemos mencionado en el apartado de software, Samsung lo ha dotado de numerosas aplicaciones propias que se complementan muy bien con las que ya están disponibles en el ecosistema Android para trabajar en ofimática o correo electrónico. Pero ante todo se ha potenciado el uso del S-Pen para editar documentos con notas a mano o realizar bocetos. Pese a ello, Android todavía está lejos de lo que nos puede ofrecer Windows 8 en un tablet/híbrido.

Las aplicaciones de multiventana o Remote PC nos han resultado las más útiles. Es siempre una buena idea poder tener dos ventanas abiertas en la parte superior con un vídeo o una web mientras el resto de espacio lo ocupa nuestro correo electrónico o documento de texto donde estamos escribiendo. O poder atender una video conferencia tomando notas y consultando nuestro Twitter. Y si la conexión aguanta, controlar y tener como "espejo" en la pantalla del tablet aplicaciones que se ejecutan en nuestro ordenador habitual es otro atractivo que nos puede enganchar.

Eso sí, aquí el factor accesorios debe siempre ser tenido en cuenta, especialmente en lo que respecta al teclado. Junto con una funda que nos permita colocar inclinado el tablet sobre una mesa, son los dos accesorios imprescindibles que deberíamos llevar siempre con este Note Pro para sacar provecho real de sus funciones de trabajo. Haciéndolo, ya estamos incluyendo bastante elementos que lo acercarían en precio y peso a un modelo como el Surface Pro o un híbrido. Donde Samsung les gana, como hemos comentado, es en la autonomía.

De hecho, el rival más directo que me viene a la mente para este Note Pro de Samsung es el Surface 2 Pro de Microsoft. Ambos modelos se escapan de la idea que tenemos de tablet de consumo (el de Microsoft por peso y precio, el de Samsung por tamaño) y afinan prestaciones y motivos de compra para un mercado profesional que como hemos indicado quiere poder renunciar a su portátil en determinados escenarios.

Si el Galaxy Note 10.1 2014 apuntaba muy buenas maneras como tablet serio y que busca ser diferencial por aplicaciones y el uso del lápiz, este Note Pro riza el rizo pero para nosotros de forma excesiva. Se desmadra en diagonal de pantalla para lo que podemos considerar un tablet, mejorando eso sí las opciones de multipantalla en sus 12.2 pulgadas.

Sobre el papel sus características no desmerecen en absoluto, empezando por la brillante pantalla y acabando por un lápiz digital perfecto a este nivel. Veremos si es capaz de establecer una nueva categoría exitosa como hizo el Note en el mundo del smartphone. Los movimientos en el mercado de tablets profesionales parece que apuntan a ese camino curiosamente.

Un par de puntos negros importantes dado el perfil profesional al que va dirigido los encontramos en la pantalla, que no cumple en exteriores, y en el software. Para optar al mercado profesional Android tiene todavía camino que recorrer frente a Windows 8 e incluso iOS, y Samsung está haciendo esfuerzos por conseguirlo, pero necesita ayuda. De ahí nuestra menor nota en el apartado de software.

Si a esto le sumamos que en precio (849 euros el modelo LTE) no queda muy ajustado respecto a sus posibles rivales "clásicos" en el mercado de tablets de gama alta, el cliente potencial de este Note Pro es bastante reducido. Pero si acabas convencido y conoces su "manual de uso", no quedarás decepcionado.

Total: 0 Comentario(s)
Calendario
Categorías